Hay algunos motivos que justifican la inasistencia al trabajo a nivel legal y que ningún empleador puede desestimar.

¿Sabes cuáles son? Si todavía no, este artículo te servirá para conocer cada una de estas causas y así puedas argumentar tu inasistencia con un fundamento sólido.

Motivos para ausentarse del trabajo

Existe una serie de motivos que justifican tu ausencia en tu lugar de trabajo; algunos requieren que avises con varios días de antelación mientras que otros surgen de forma repentina y se pueden justificar con un justificante de ausencia.

También hay unos que para ser válidos requieren de un comprobante médico, por ejemplo, mientras que otros no. Así para que tengas mayor claridad revisaremos a continuación en detalle los más comunes.

Cita médica

Asistir a una cita médica es uno de los justificativos más comunes para faltar al trabajo durante una mañana, una tarde o incluso un día.

Lo común es que si vas a faltar al trabajo para asistir a una cita médica se lo comuniques a la persona encargada un par de días antes; cuando ya hayas concretado la cita con el médico.

Es probable que tu empleador te autorice a llegar más tarde ese día o a retirarte más temprano y no a faltar el día por completo.

motivos para ausentarse del trabajo

Sin embargo, hay citas médicas que requieren descanso posterior, como las citas médicas con el oftalmólogo que incluyan dilatación de pupilas, por ejemplo.

En ese caso debes explicarle al empleador que necesitas faltar todo el día al trabajo.

Mudanza

Si estás en proceso de mudanza puedes ausentarte un día de tu trabajo, ya que es el tiempo máximo contemplado en los estatutos.

En este caso también es recomendable avisar a tu empleador varios días antes, ya que rara vez la decisión de una mudanza se toma de un día para otro.

Fallecimiento de un familiar

Este es uno de los motivos que justifican tu ausencia sin previo aviso en tu trabajo.

La muerte de un familiar te otorga el derecho a ausentarte un par de días de tu puesto de trabajo.

Incluso, en algunos casos este permiso podría extenderse un par de días más si requieres trasladarte de una ciudad a otra.

Representación de trabajadores

Si eres representante de un grupo de trabajadores y desempeñas un rol de líder sindical también puedes objetar este motivo para faltar a tu trabajo.

Ahora bien, el tiempo de ausencia justificado por este motivo va a variar dependiendo de cada convenio colectivo. Por lo que te recomendamos averiguar cuánto tiempo de ausencia se concede según el convenio colectivo al cual estás suscrito.

Faltar al trabajo por encontrarse mal

En caso de que te encuentres mal y decidas no ir a trabajar, lo recomendable es que asistas a un médico para que te atienda y te de un comprobante para presentarlo en tu trabajo.

faltar al trabajo por encontrarse mal

Este comprobante justifica tu ausencia durante ese día y no se debe confundir con una baja laboral, ya que esta última te autoriza a faltar varios días.

Al día siguiente deberás acudir a tu trabajo y presentar este comprobante ante el departamento correspondiente. Así comprobarás que el tiempo que has faltado a tu trabajo lo has invertido acudiendo a un médico.

Faltar un día al trabajo por enfermedad sin justificante

Es posible que te encuentres enfermo durante un día y que no asistas al médico, ya que no lo ves necesario.

En ese caso no tendrás un comprobante para llevar a tu trabajo y justificar tu falta durante ese día, por lo que lo más seguro es que la empresa descuente ese día de tu sueldo.

faltar un día al trabajo por enfermedad sin justificante

Si esto te sucede te recomendamos no dejar de avisar que te encuentras enfermo y que faltarás este día. Esto no evitará que ese día te sea descontado pero habrás cumplido con tu obligación de avisar a la empresa tal como lo establece la ley.

También te sugerimos no faltar sin justificación de forma seguida aunque te encuentres enfermo, pues la empresa podría imponerte una sanción o incluso llegar a despedirte.

Permisos retribuidos según el estatuto de los trabajadores

Hay una serie de permisos que son retribuidos y que han sido establecidos en el estatuto de los trabajadores.

Es decir, son permisos que no influirán en tu sueldo, así que cobrarás esos días como si no hubieses faltado al trabajo. Estos son algunos de estos permisos:

  • Matrimonio.
  • Accidente.
  • Muerte de algún familiar en segundo grado de consanguinidad.
  • Enfermedad de un familiar.
  • Nacimiento de un hijo.
  • Hospitalización sin que esta requiera una intervención quirúrgica.
  • Mudanza o traslado.
  • Exámenes prenatales.
  • Obligaciones públicas.
  • Funciones de representación sindical.

Todos estos permisos son retribuidos, ya que así están establecidos en la ley y es importante que los conozcas para que puedas reclamar tus derechos cuando sientas que estos están siendo vulnerados.

Justificante médico por hijo enfermo

Si eres padre o madre y tienes un hijo enfermo tienes todo el derecho de obtener un permiso en tu trabajo para cuidarlo y llevarlo a las citas médicas.

justificante médico por hijo enfermo

Este justificante es válido siempre y cuando tu hijo sea menor de edad y avises con anticipación que te ausentarás del trabajo.

Solo ten en cuenta que en la mayoría de los casos este no es un permiso retribuido. Te aconsejamos revisar el convenio colectivo, ya que esta disposición suele variar.

También debes saber que obligatoriamente debes llevar el justificante médico que compruebe que el día que faltaste a tu trabajo estabas acompañando a tu hijo al médico.

Cómo justificar una falta por motivos personales

Hay ocasiones en las que es imposible no faltar al trabajo por cuestiones personales. Estos casos suelen ser complejos debido a que el argumento debe estar muy bien construido para poder ser válido.

Si has faltado al trabajo por algún motivo personal te recomendamos redactar por tu cuenta un justificativo que indique las causas que te han obligado a faltar.

Debes dirigirlo al departamento correspondiente y exponer en detalle las causas que ocasionaron tu inasistencia.

Con este comprobante demostrarás que eres un trabajador responsable y comprometido con tu puesto de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *